3 Consejos esenciales sobre actitud para afrontar tu ruptura

INTRODUCCIÓN

(Piensas tu...)

Siento un malestar generalizado, que se ha ido cronificando y que no me he atrevido a verbalizar, ponerle nombre y explicárselo a alguien.

Desde hace mucho tiempo, tengo en mi mente una sensación de aturdimiento.  El equivalente psicológico a, como recuerdo, mi primer gripazo en el cuerpo.  Unos síntomas inéditos hasta entonces, muy desconcertantes por su potencia, hasta que el médico diagnosticó la gripe.  Fiebre, sacudidas musculares, dolor de cabeza insoportable, un caos que me producía un malestar inexplicable hasta encontrarle un sentido y conocer cómo transitar el proceso hasta la mejora.

Definitivamente veo claro, que no es tan solo que haya llegado al límite de mis fuerzas, también me posiciono y hago consciente con firmeza, de una manera cada vez más diáfana ¡basta!

Este es mi foco ahora, no voy a seguir transigiendo en una relación que no hace más que drenar toda mi energía, mis recursos, mi motivación, mi vida.

La cuestión no se trata siquiera de darle vueltas y volver sobre las razones, sobradas, que podría enumerar para concluir mi determinación de romper.  Lo importante, claramente, es cómo hacerlo de la mejor manera. Pensando en mí y en mis hijos, teniendo bien presente lo que [no] quiero. 

En este momento debo decidir, según parece la norma, que abogado me aconsejará. Me preocupa, sinceramente, que sea respetuoso con mi voluntad de hacer las cosas correctas y seguras, que no supongan una limitación o perjuicio por precipitarme o por desconocimiento de la ley. 

La verdad, es que la confianza en mi pronto -ex, no la tengo, la perdí a golpe de evidencia de la nula implicación en las necesidades de la familia, de los niños.  Y, no lo disculpo por la estadística, ni por la educación que ha tenido… Tantos años de conversaciones improductivas.  Hechos realizados, de su parte, pensados y decretados en primera persona, sin consulta, sin consideración… No es sensato, esperar una respuesta diferente. En cualquier caso, mi expectativa es su postura defensiva. Quiero valorar desde la madurez cómo solicitar el divorcio/separación de forma que pueda asumirlo con seguridad.

ACTITUD PARA AFRONTAR LA RUPTURA

Me doy cuenta de que es determinante la disposición para hacer las cosas bien, para que la decisión de romper sea ciertamente una “solución” y beneficie una nueva etapa de vida mejor para nosotros.

Soy consciente que habré de aplicarme en cuidar el clima emocional, revuelto en esta etapa.

¡Quiero ocuparme de esto! Creo que es posible y este es mi compromiso conmigo misma y por mis hijos.

La cuestión es cómo mantener el norte de mi visión con una motivación integradora y, ahora sí, asertivamente. Considerada, pero defendiendo consistentemente también mis opiniones y derechos.

!Esa es la actitud!

Entiendo perfectamente la situación en que te encuentras y lo esencial que es para ti, por tus valores personales, cuidar de romper vuestra relación sin fracturar la familia, sin conseguir más pérdidas, recuperando tu autoestima y tranquilidad, por tener el convencimiento de hacer lo correcto.  Efectivamente, haces bien de atender preventivamente el plan de acción, para que este cambio sea la solución para acabar con la realidad actual con la que quieres terminar.

TRES CONSEJOS ESENCIALES

1. Anticípate a las situaciones preventivamente y ocúpate de resolverlas

(PROACTIVIDAD).

Prioriza la forma de hacer válida, la actuación correcta. Busca de forma autónoma y activa la de problemas que pueden surgir.

Cuida de mejorar tu desempeño, tu habilidad en hacer determinadas cosas de las que te tendrás que ocupar por ti misma.

Con el fin de que puedas responder a las circunstancias de manera controlada y beneficiosa, es mejor anticiparse.

2. Que la motivación que te da el empuje y la dirección de tus pasos se oriente en la solución (MENTALIDAD CONSTRUCTIVA).

Busca la interpretación positiva y optimista de los retos que se te plantearán.

Para conseguir los objetivos de manera sana y confiada, unas creencias potenciadoras y unos valores correctos favorecerán la acción.

 

3. No te precipites y analiza todos los factores intervinientes, pide consejo profesional

(CONOCIMIENTO).

Defiende tus necesidades de manera asertiva. Considera las necesidades particulares y familiares y procura un espacio para la negociación.

Consigue orientación legal que te asesore bien sobre tus obligaciones y derechos.

¿POR DÓNDE COMENZAR?

La mirada constructiva y positiva que expresan tus palabras, tu pensamiento, es explícito en intenciones.  Sin embargo, no se puede pecar de ingenuidad, confróntalo con las posibilidades reales de tu autonomía personal en diferentes áreas.

 

  • Tendrás que afrontar las reacciones de la otra parte, la valencia de las lealtades y apoyos del propio entorno familiar.

  • Deberás conocer como te ampara y respetar la legalidad.

  • Contemplar las soluciones posibles para compaginar trabajo y atención a tus hijos.

  • Liquidez económica, endeudamiento, impuestos…

  • La parte formal, contractual o legal tiene sus procedimientos y tiempos, pero debes estar preparada para saber llevar la parte emocional, que se expresa de manera diferente en cada etapa y que se reaviva en las negociaciones y las situaciones de co-parentabilidad, incluso sociales.

 

La verdad es que es un reto superar esta etapa, puesto que no es igual construir progresivamente un hogar, una familia, un estilo de vida que una vez conformado, con la legitimidad de la decisión de divorcio/separación, desunirlo tratando de rehacer una vida.

 

Tómate tu tiempo de introspección y concreta todos los temas importantes que se necesita resolver, para que la realización de tu decisión sea un proceso dirigido por ti, bien informada y asesorada.

Entre otras categorías, estas son las áreas que debes considerar y darles respuesta:

  • Legal/Mediación- Tipo (acuerdo/contencioso), custodia, régimen visitas, sustento

  • Económico/Financiera- Fiscalidad, ingresos/gastos, presupuesto, ahorro, deudas

  • Psicológica- Duelo, autoestima, comunicación

  • Logística- Organización, carga de trabajo, tiempo

  • Niños- Adaptación, educación, salud, ocio

Es natural que, en este momento, te sientas inquieta ante el desconocimiento de una etapa inédita que quieres alcanzar y a partir de las bases que conoces de tu relación de pareja. Consciente de que hay componentes de la reacción y respuesta de tu -ex que no puedes controlar, aunque sí puedes ocuparte de no condicionar a peor.

Entiendo que, necesitas poner en claro ideas esenciales para ti respecto a preparar tu declaración firme de ruptura. Quieres mantener tu autocontrol en la situación al comunicárselo y la serenidad delante de tus hijos, según se desenvuelva la misma. Te sientes bastante desbordada de información, tanto emocional como analítica.

Esta es mi recomendación, te sugiero un recurso que he diseñado recopilando algunas técnicas para facilitar serenarte y tomar perspectiva desde ya, en esta primera etapa de afirmación de tu voluntad.

Son propuestas de acción que van a permitirte rebajar el nivel de inquietud y procurar una visión más amplia de soluciones, que están en tu mano, para llevar a término tu decisión con mejor conocimiento y control de ti misma.

El objetivo es poder desencallar la situación de bloqueo personal, natural por el paso que deseas promover para tu divorcio o separación con responsHabilidad.

Te facilito por e-mail, en tres entregas diferenciadas, el contenido que te detallo a continuación. De este modo puedes integrar y practicar cada técnica que te facilita extraer y ordenar las ideas que ahora se amontonan en tu mente.

¿Qué temas se incluyen?

1) DESCANSA LA MENTE para encontrar claridad de ideas.

2) CONSIGUE VER LO IMPORTANTE desde la perspectiva de un observador (desapegada y serena).

​3) ELABORA UNA RESPUESTA concreta, realizable y personal. ​

Facilitadores para:

- Decidir cómo responder de manera acorde a tus valores, a lo que de verdad es importante para ti.

- Contemplar asertivamente lo principal para tu bienestar que incluye el de tus hijos, puesto que tu mirada siempre habla en primera persona del plural. 

COMPLETAR LOS DATOS PARA DESCARGAR

Responsable: Anna M. Sells Finalidad: Gestionar el alta a esta suscripción y remitir boletines periódicos con información y ofertas de productos y servicios propios o de terceros. Legitimación: Tu consentimiento expreso. Destinatarios: Tus datos se encuentran alojados en la plataforma Active Campaing (política de privacidad de AC) ubicada en EEUU y acogida al acuerdo EU-US Privacy Shield, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Podrás ejercer Tus Derechos de acceso, rectificación, limitación o supresión de datos en kolam@kolamco.com Para más información puedes consultar en la política de privacidad.

KOLAM COACHING / Anna M. Sells (Psicóloga y Coach) C/ Camí Reial, 260 08184 Palau-solità i Plegamans (Barcelona) Tfno. 93 8639035 Email: kolam@kolamco.com