Blog

¿Dónde radica en ti la falta que ocultas?

Comienzo con una adivinanza :)

 

- Todos la sentimos, es universal. Se trata de una de las emociones más primitivas que existen. Las únicas personas que no la experimentan son aquellas que carecen de empatía y conexión humana.

 

- A todos nos asusta hablar de ella.

 

- Cuanto menos hablamos de ella, más control ejerce sobre nuestras vidas.

 

- Puedes darte cuenta de los síntomas físicos que provoca en ti, por ejemplo, sequedad en la boca, ralentización del tiempo, visión en túnel, sonrojo, el corazón se te desboca. - Saltan todas las alarmas cuando te encuentras que no paras de darle vueltas en tu cabeza a lo ocurrido, una y otra vez, a cámara lenta.

 

-Es ese sentimiento doloroso que te invade y te hace sentir pequeña, imperfecta y siempre insuficiente.

 

¿Sabes a qué me refiero? ¿Qué nombre le pondrías?

 

 

 

 

 

Para despertar la propia indagación sobre tu experiencia personal del tópico que te desvelaré a continuación, te planteo algunas preguntas:

 

¿No te ha pasado alguna vez, que te ha sorprendido positivamente tu propia reacción?

 

¿Qué situación te viene a la cabeza si te propongo pensar en aquella en que la novedad, el aprendizaje o el descubrimiento que te ha sorprendido gratamente es tu actuación?

 

Piensa en aquella ocasión qué desde tu perspectiva consciente, quizás no in situ, pero sí después, te ha evidenciado una tesis, alguna idea científica o cuanto menos sabiduría popular que has podido constatar en ti misma. ¿La tienes en mente?

 

 

 

Hace algunas semanas me ha sucedido algo así, que me ha dado mucho que pensar. 

 

Una situación, con un desenlace desafortunado en un momento crítico de fin de etapa, ha disparado bastante inquietud en mí, hecho conscientes ciertos temas y reabierto algunos momentos introspectivos de búsqueda de respuestas.

 

La fortuna, muy pertinente como otras veces, ha hecho que llegara a mis manos un libro que escribe Brené Brown estudiosa del tópico de…  la vergüenza. ¡Es el tema!

 

Extraigo algunas ideas principales sobre esta cuestión, que me ha permitido bastante alivio al constatar algunas evidencias personales, que no me han dejado indiferente y que ella describe en base a su investigación.

 

  

- Si quieres saber por qué te asusta tanto dejar que se vea y se conozca tu verdadero yo, debes comprender el poder que ejercen sobre ti la vergüenza y el miedo.

 

- Cuando a menudo se habla de lo saludable de quererte más a ti misma y encajar en el mundo siempre desde tu autoaceptación, debes saber qué para lograrlo, debes hablar de las cosas que te la dificultan…, en especial, de la vergüenza, el miedo y la vulnerabilidad.

 

- Conocer exactamente de qué se trata la vergüenza y cómo superarla, para realmente tener opciones a sentirte bien con quién eres en cada etapa de tu vida. ¡La cuestión es saber separar el grano de la paja, verdad!

 

 

 

Averiguar tus respuestas a las siguientes preguntas te puede ser un gran cambio:

 

1. ¿En quién te conviertes cuando estás arrinconada por la vergüenza?

 

2. ¿Cómo te proteges?

 

3. ¿A qué recurres cuando tienes que enfrentarte a la mezquindad, cuando te echas a llorar a escondidas o cuando quieres agradar a la gente?

 

4. ¿Qué es lo más valiente que podrías hacer por ti cuando te sientes pequeña y herida?

 

 

 

Continuamos en otro post : )

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Posts Destacados

Si tienes un negocio digital !Atiende esta recomendación!

September 13, 2019

1/10
Please reload

Archivo
Please reload

!Sígueme!
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Pinterest Icon